Roble común – Quercus robur

Roble común - Quercus robur

Árbol caducifolio corpulento, con corteza grisácea y lisa, que acaba resquebrajándose y oscureciéndose con la edad. Pueden llegar a medir más 30 m de altura, con copa grande y redondeada y troncos que pueden ser muy gruesos en ejemplares aislados. Hojas verde oscuro por el haz y verde claro por el envés, lampiñas y lobuladas por ambas caras, con 4 a 7 pares de nerviaciones. Flores masculinas en amemos colgantes verdeamarillentos, solitarios o en grupo, que salen en las ramas del año anterior; flores femeninas en grupos de 2 a 3 sobre un largo pedúnculo. El fruto es la bellota, que caracteriza al género Quercus, floreciendo en primavera y fructificando en otoño. Su madera es dura, pesada, de color pardo oscuro, resistente a la putrefacción y a la humedad. Se emplea en la fabricación de muebles de calidad, en tallas y en tonelería, entre otras aplicaciones.

Volver arriba