La Sierra

La sierra de Gavilanes la conforman impresionantes y escarpados riscos, como la Curandera y la Guirnaldera, que, como altos centinelas, presiden el diario quehacer del pueblo, siendo el más elevado y hermoso de todo el macizo oriental de Gredos el cerro del Cabezo (2.188 metros).

También contribuyen a la belleza y encanto de la sierra los numerosos riachuelos y fuentes, cuyas aguas se abren paso a través de rocas y matorrales, formando unas veces chorreras o cascadas y otras remansándose en pozas de poca profundidad, para desembocar, después de haber cumplido su misión de riego y abastecimiento, en los afluentes que irán a verter sus aguas al Tiétar.

Es de destacar la garganta de Blasco Chico, pues en uno de los tramos de su curso, al tener que salvar un corte vertical, sus aguas se precipitan al vacío, formamdo una de las cascadas más altas de España. El viajero la puede comtemplar desde la carretera comarcal 501, en dirección hacia Madrid.

En cuanto a vegetación y la fauna, es la típica de las zonas altas de la sierra de Gredos, creciendo musgos y líquenes; un poco más abajo ya se encuentra vegetación arbustiva, como prados, retamas, piornos… y las aves rapaces; en otra zona más baja se pueden ver castaños, pinos, etc., y debido a la abundancia de agua, no hace muchas décadas se establecían huertos familiares con viñas, hortalizas…, dando lugar a una agricultura de subsistencia.

Estudios y Documentos

Volver arriba