ESCRITO DE ALCALDÍA: REFLEXIONES SOBRE EL INCENDIO (28/06/2019)

Queridos vecinos y amigos de Gavilanes:

Ya ha pasado lo peor.

Ahora, después de todo el esfuerzo, de todo el trabajo realizado, del sufrimiento, de las lamentaciones, de los lloros, de los malos ratos y de ser conscientes de la pérdida de gran parte de la repoblación con más de 30 años de nuestro monte.

Después de todo esto, y reflexionando sobre lo sucedido, recordando las caras negruzcas y desencajadas de nuestra gente y de los voluntarios de los otros pueblos, exhaustos todos por las horas de trabajo. Recordando los portales del ayuntamiento lleno de mujeres de todas las edades preparando avituallamiento para los voluntarios y las cuadrillas…

Pues, que puedo deciros… con estos recuerdos y reflexiones se me pasa la tristeza, el desánimo, la rabia y la impotencia… todo esto se queda en un segundo plano y se me llena el pecho de orgullo, me inunda una esperanza casi fuera de lugar, que me hace ver el futuro con ilusión, por la gente tan impresionante que tenemos.

Gavilanes es bonito porque le adorna el paisaje, los piornos en la sierra y abajo los olivares… Gavilanes es bonito porque su gente es bonita, bonita de corazón.

Orgullo, esperanza y agradecimiento: orgullo de la gente de mi pueblo, esperanza porque sé que saldremos adelante igual que hace treinta y tres años, y agradecimiento a todos aquellos que durante estos tres días interminables habéis colaborado en las tareas de extinción y avituallamiento.

Tengo presente los numerosos comentarios de admiración que me han hecho llegar hacia vosotros técnicos y operarios y que os quiero transmitir: a los voluntarios de Gavilanes que habéis entregado hasta la última gota de vuestra energía, y como no, a los voluntarios de nuestros pueblos vecinos, de Mijares, Casavieja, Piedralaves, La Adrada, Sotillo de la Adrada, Pedro Bernardo, Lanzahíta, Arenas de San Pedro y demás pueblos del Valle del Tiétar, peleando por lo suyo, porque suyo será siempre nuestro Monte de Gavilanes que bien han regado con su sudor.

Admiración por el infatigable trabajo de las señoras y jóvenes que habéis hecho cientos y cientos de bocatas (creo que han pasado de mil quinientos), bolsas de avituallamiento con fruta, agua procurando que esté fría… que impresionante veros trabajar.

Admiración por la buena organización de las chicas del Ayuntamiento, que también han gestionado eficientemente otras tareas de logística.

Nuestro especial agradecimiento a los Guardas Forestales, siempre dando por encima de lo humanamente exigible.

Igual agradecimiento a las cuadrillas, a los conductores y operarios de los camiones, a los técnicos, a los formidables pilotos de los helicópteros e hidroaviones, pues todos habéis sido nuestros héroes estos días, a todos los jefes del operativo, a todos, muchas gracias.

Nuestro agradecimiento también a todos los que nos habéis mostrado apoyo y  ánimo, compañeros alcaldes y concejales de toda la provincia de Ávila y vecinos de Toledo, compañeros de Diputación y su Presidente, que junto con el Delegado Territorial de la Junta y el Director General del Medio Natural, visitaron la zona afectada.

Y como no, mi agradecimiento personal a todos los Concejales de esta, y de las anteriores legislaturas, que no han escatimado en esfuerzos y trabajos, junto con todos los vecinos de Gavilanes, en una pelea contra el fuego, al que ya bien conocemos y del que somos antiguos enemigos.

Por último, deciros que desde hoy mismo ya estamos haciendo gestiones para afrontar la situación, organizar los trabajos de limpieza, cortas y repoblación de nuestro monte.

De esta situación también podemos estudiar y aprender de los errores cometidos, empezando por los propios. Siempre nos quejamos que faltan medios y que llegan tarde. Y es verdad, todo nos parece poco cuando estamos delante de un incendio como el que nos ha afectado a Gavilanes y Pedro Bernardo. Hablamos de la prevención del invierno, pero tan importante o más que esto , es contar con los medios mínimos para iniciar el combate; en nuestro caso un camión de bomberos, siendo el único pueblo de la zona con una masa forestal importante y en repoblación, que carece de él. No estará de más que nos sentemos todos los implicados para analizar lo sucedido y estar mejor preparados para la próxima vez, que Dios quiera no vuelva a ocurrir.

Así pues, mucho ánimo Gavilanes, nos toca demostrar y dar ejemplo de cómo se hacen las cosas. Por nuestros hijos y por nuestro futuro, vamos a dejar el monte otra vez como lo hicieron nuestros padres y abuelos, ni un segundo de desaliento.

Un fuerte abrazo a todos.

Luis de Cristo Rey Padró del Monte. Alcalde de Gavilanes.

 

 

l

Volver arriba