Ánade Real – Anas platyrhynchos

El ánade real no es nada exigente y se adapta fácilmente a los más variados medios naturales, como lagos, charcas, ríos, arroyos y marjales. Principalmente, come semillas, brotes de plantas acuáticas e invertebrados. Su presencia en estado salvaje es beneficiosa en algunas áreas, pues destruye las larvas del mosquito. Nidificación: 10-12 huevos, en un nido bien escondido revestido con hojas, plumón, hierba y plumas, en el suelo, resguardado por vegetación densa y cerca del agua. La incubación dura alrededor de 28 días, solamente por la hembra.

Volver arriba